Resumen XXIV Jornadas de la SVMST

06/07/2017

El pasado 22 de junio se celebraron las XXIV jornadas de la SVMST en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia. El tema elegido por la junta rectora de la sociedad fue, en esta ocasión, la problemática de los médicos y enfermeros del trabajo en los servicios de prevención ajenos.

La entrada en vigor de la ley de prevención de riesgos laborales propició un cambio de paradigma en la actividad profesional de los médicos y enfermeros del trabajo. Lo que hasta entonces había sido una actividad desarrollada fundamentalmente en los Servicios Médicos de Empresa se trasformó en una tarea pluridisciplinar desarrollada en los Servicios de Prevención, bien propios o ajenos. La propia inercia a la que nos abocaba la normativa fue modulando esta tendencia y en los últimos años, la realidad de nuestros compañeros es el absoluto predominio de los servicios ajenos en detrimento de los propios que solo se mantienen en grandes empresas y en la administración. Esta concentración de profesionales en este sector ha desarrollado un modelo de actividad que, en algunas ocasiones, es generador de conflictos por las condiciones de trabajo en que estos compañeros tienen que desarrollar su actividad.

En estas XXIV jornadas pretendíamos conocer los problemas con los que se encuentran nuestros compañeros en el día a día de su trabajo y recabar los diferentes puntos de vista de los agentes implicados. Para ello se organizó una mesa redonda en la estuvieron presentes todos los agentes que tenían algo que aportar a esta problemática. En primer lugar, para Núria Pastor (Presidenta de la Patronal Valenciana de los Servicios de Prevención Ajenos), los SPA “han protagonizado de forma inequívoca la promoción de la Salud Laboral en nuestro tejido empresarial”. Y es que, según las últimas Encuestas Nacionales de Condiciones de Tra­bajo más del 70% de las empresas recurren a estas Entidades para dar cobertura a sus obliga­ciones en materia de Seguridad y Salud Laborales.

La falta de nitidez, en relación con la utilidad de Vigilancia de la Salud, o la contro­versia en relación a la obligatoriedad/voluntariedad de los reconocimientos médicos han sido, según SERPRECOVA, un lastre para la eficacia del sistema. Sin embargo, el apoyo de la Administración para concienciar a las Pymes, o la interrelación tecnológica entre las entidades privadas y la Sanidad Pública, serán a futuro la clave para aumentar la eficacia del entorno preventivo.

Julio Simón Valero, médico del trabajo con más de 30 años de ejercicio profesional de la especialidad y, los últimos años, médico de un servicio de prevención ajeno expuso las dificultades de los médicos para un adecuado desarrollo de la vigilancia de la salud de los trabajadores en estos SPAs. Tras un recorrido por los hitos legislativos más transcendentes de los últimos años que han regulado la actividad de los médicos del trabajo (ley de prevención de riesgos laborales, reglamento de los servicios de prevención, segregación de los SPAs, etc) nos explicó la dificultad de encajar al médico del trabajo en un organigrama constituido básicamente por técnicos, administrativos, gestores, comerciales, etc.

También hizo una revisión de las funciones que, por normativa, debe acometer una unidad básica de salud y la dificultad para llevarlas a cabo dignamente, especialmente cuando el trabajo se desarrolla en unidades móviles o cuando existe una mínima comunicación entre la parte sanitaria y la técnica de los SPAs.

Por último hizo referencia a otras funciones de los médicos del trabajo más allá de la vigilancia de la salud de los trabajadores como la asistencial, la promoción de la salud o la formación de los trabajadores y la imposibilidad de realizarlas en las condiciones de trabajo actuales.

Myriam Pastor Part, enfermera del trabajo de un SPA incidió en la problemática específica de la enfermería del trabajo. Habló de la dificultad de gestionar aspectos tan diferentes como el sueño, la empatía y el estrés cuando te desplazas a muchos km. de tu centro de trabajo. También de todos los momentos previos al inicio del trabajo: estacionamiento de la unidad móvil, habilitar las conexiones, etc.

Después el difícil momento de las extracciones de sangre. Hay que hacerlo a la primera, sin dolor, sin hematomas, y todo ello en un entorno que, muchas veces no es el más adecuado. Una vez superado este escollo viene la parte del examen de salud propiamente dicho con las exploraciones complementarias, la anamnesis, etc., y todo ello manteniendo la empatía con los trabajadores que, muchas veces, no entienden el por qué de todo esto que les estamos haciendo.

Y por último, el tiempo. Todo tiene que hacerse muy rápido, para evitar interferir en el sistema productivo de la empresa y no generar conflictos con el cliente que nos paga. Rápido pero bien hecho para que el trabajador le de valor al examen de salud, una terrible dualidad que vuelve a requerir una buena gestión del estrés.

Manuel Marín Gómez, médico del centro de Salud Pública de Valencia expuso la posición de la autoridad sanitaria y el deseo de que los SPAs garanticen una vigilancia de la salud de calidad de los trabajadores a su cargo. Para ello hico hincapié en la vigilancia colectiva de la salud a través de estudios epidemiológicos  sencillos pero que es lo que puede dar valor añadido a la actividad sanitaria de los SPAs.

También reclamó una mayor coordinación entre los médicos y enfermeros del trabajo y el resto del personal del SPA y manifestó la sensibilidad de la Consellería de Sanidad con estos temas y su voluntad de contribuir a la mejora del servicio que los SPAs prestan a las empresas.

La mesa redonda finalizó con un interesante debate en el que los asistentes expusieron sus puntos de vista y sus dudas a los ponentes que respondieron de forma brillante a todas las preguntas.

La jornada finalizó con una conferencia de clausura impartida por Juan Francisco Álvarez Zarallo, Vicepresidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de Medicina del Trabajo que versó sobre el presente y el futuro de nuestra espacialidad y para ello realizó un recorrido histórico desde el antiguo reglamento de los servicios médicos de empresa hasta la ley de prevención de riesgos laborales, el reglamento de los servicios de prevención y los distintos R/D que regulan la actividad sanitaria de los servicios de prevención.

En este punto cabe destacar la perspectiva de la invisibilización de la especialidad a los largo de todos estos cambios legislativos que han deteriorado el posicionamiento de los médicos y enfermeros del trabajo ante el nuevo escenario laboral. Hizo también una revisión de la elección de la especialidad en el sistema MIR ya que nuestra especialidad es de las últimas en ser escogidas lo que se relaciona entre otras cosas con la escasa o nula presencia de nuestra disciplina en los estudios universitarios.

Por último nos mostró un análisis DAFO  en la que aparecían nuestras debilidades y fortalezas en relación con las características internas de nuestra especialidad y también las oportunidades y amenazas derivadas del entorno externo a ella.

Resumen XXIV Jornadasdela SVMST